Marco Noris, a timeline   
all materialsmy stuff Abu Ali Art books death dreams exile future la escocesa materials mn mountain music new paradigm notes on going poetry portfolio procés realities reinicio corona rss the machine video vipassana visions Walking writings

Un flâneur de alta montaña, Marco Noris — A*Desk

5/11/2020 ☼ WalkingArtmnportfolio ☼ by Anna Adell ☼ from A*Desk

El acto de caminar entró en territorio artístico gastando suelas por un París, el de los años veinte, con muchos rincones por explorar. Machetes dadaístas desbrozaron senderos, y después, letristas y situacionistas ejercerían también de cicerones de una ciudad alternativa a las rutas turísticas y al ocio organizado. Ha pasado un siglo y las ciudades son surrealistas en sí mismas, lo que resume una frase de Koolhaas que parece emular la célebre fórmula de Lautréamont sobre encuentros fortuitos disparatados. Para Koolhaas la ciudad contemporánea es fruto del encuentro entre la escalera mecánica y el aire acondicionado, concebido en una incubadora de Pladur”.

Predecibles, vigilantes y desmemoriadas como son hoy las ciudades, aquellos que incorporan en su andar lo accidental, la libertad y la memoria tienden a preferir la geografía rural como territorio a explorar.

Fue con su proyecto En frontera (Bcn Producció 2017) donde Marco Noris descubrió en la trashumancia el resorte que activaba una serie de relaciones sutiles entre la historia vinculada a un lugar y la experiencia intensa de una naturaleza que se mantiene imperturbable ante los desbarajustes humanos.

Noris es un artista metódico. No se pierde en derivas psicogeográficas” ni reinventa los nombres de las calles según su estado de ánimo como hacían los situacionistas. La toponimia real de los lugares es lo que le interesa, pues los nombres de barrancos y valles siempre cobijan curiosas historias, sedimentos de memoria laminados con leyendas de cuyos hilos Marco parte para trazar sus propios mapas.

Desde los apuntes de paisaje que fue tomando mientras recorría los mojones de la frontera pirenaica hasta las reducciones monocromas sobre frágiles soportes que resultaron de sus siguientes peregrinajes, la pintura de Noris se ha ido despojando de todo resto de representación, de todo marco. No hay distancia en el caminar. Motivado por la voluntad de conectar sentimientos antiguos y nuevos de desarraigo, él mismo quiso experimentar con su cuerpo el ser-frontera. Y del ser-frontera pasó al ser-camino: en «Entrega» (ruta a pie que unía centros de arte de distintas comarcas catalanas) no precisó otra motivación que la propia idea de hacerse uno con el andar.

Noris descubre cierta sacralidad en el caminar, como atestiguan los nombres de algunas obras («entrega», «sudario»…), o el título de su exposición en curso: «Nel lieve sovrapporsi di cielo e terra» (Piramidón, sept-nov. 2020). Muchos de los objetos y papeles expuestos parecen fósiles o pergaminos antediluvianos. Dan la impresión de que van a deshacerse entre los dedos si osamos tocarlos.

El horizonte inasible al que se refiere el título y que se materializa como una especie de fata morgana en algunas composiciones abstractas de Noris, nos recuerda la exaltación de espíritu de aquel para quien no había diferencia entre caminar, pensar y existir, Henry David Thoreau: la naturaleza, con su sutil magnetismo, nos impele a tomar aquel camino que nunca hemos emprendido en el mundo real y que es símbolo perfecto del que desearíamos recorrer en el mundo ideal e interior; y si a veces hallamos difícil elegir su dirección, es —con toda seguridad— porque aún no tiene existencia clara en nuestra mente”.

Un flâneur de alta montaña, Marco Noris — A*Desk

(Anna Adell)

Previous post
Nel lieve sovrapporsi di cielo e terra | Por Francesco Giaveri Como en un viaje, hay etapas. Como en el camino, hay una meta hacia dónde nos dirigimos. Pronto el viajero se da cuenta que...
Next post
Dying at Grace | OVNI | Dying at Grace - Allan King. 2003. Canada. vo English. s Spanish. 80’ Five patients dying in the Toronto Grace Hospital invite you to share...